POR COMPRAS SOBRE $50.000 ENVÍO GRATIS A CHILE CONTINENTAL

Octubre es el mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, campaña que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) contribuye a aumentar la atención, detección precoz, tratamiento y cuidados paliativos de esta enfermedad que afecta a una de cada ocho mujeres durante su vida.

Uno de los ejes de la campaña, es generar conciencia sobre la prevención de los factores de riesgo, y en este sentido, reducir la ingesta de azúcares es uno de los llamados de la Organización. Esto alcanza mayor relevancia en Chile, en donde el consumo es casi tres veces mayor a lo sugerido por la OMS.

Si pensabas que lo siguiente que ibas a leer es que desde hoy tendrías que privarte de los postres que tanto te gustan, no es así. La idea es consumir con moderación y escoger opciones más sanas, y en este sentido, el azúcar de coco es una excelente alternativa.

¿Por qué el azúcar de coco es más sana que el azúcar blanca?

El azúcar refinado es el extracto puro de azúcar, es decir, sacarosa. Un disacárido compuesto de dos moléculas, una de glucosa y otra de fructosa, procedente de la caña de azúcar o de la remolacha. Para su metabolismo es necesario la acción de compuestos como la tiamina, riboflavina, niacina o ácido pantoténico, por eso, su ingesta no es considerada naturalmente saludable.

En cuanto a los edulcorantes, éstos son sustancias de origen natural o artificial que no aportan energía y que agregan a los alimentos un sabor dulce, por lo que pueden resultar útiles en el tratamiento de la diabetes o mantenimiento del peso. Sin embargo, según un artículo de Clínica Las Condes, su consumo excesivo -específicamente el de la sacarina- podría relacionarse con la probabilidad de generar algunos tipos de cáncer.

 

En cambio, el azúcar de coco es un producto derivado de la flor del coco y destaca por contener nutrientes como calcio, fierro, zinc y potasio. Por otra parte, el azúcar de coco registra un índice glicémico de 35, en contraste con endulzantes como el azúcar de caña, que suelen tener un índice glicémico por sobre 50.

De hecho, de acuerdo a un estudio realizado por el Departamento de Agricultura de Filipinas, el azúcar de coco también contiene algunos ácidos grasos de cadena corta, polifenoles y antioxidantes que aportan beneficios a nuestra salud.

¿Se te antoja algo dulce? Anímate con esta simple receta de energy balls.

Ingredientes:

  • 1 taza de pipocas de quínoa
  • 1/2 taza harina de avena
  • 1 cucharada de cacao
  • 1 cucharada de miel de maple
  • 2 cucharadas de azúcar de coco

Procesar los secos, agregar la miel, armar las bolitas y disfrutar.