POR COMPRAS SOBRE $50.000 ENVÍO GRATIS A CHILE CONTINENTAL

¿Sabías que gran parte de los superalimentos provienen de culturas ancestrales?

No es necesario descubrir alimentos nuevos para sanar tu salud. Estos alimentos existen desde antes de nuestros orígenes y han ayudado a un sinfín de culturas.

¡Aquí te enseñamos un poco sobre ellos!

  • Lúcuma: Según historiadores, su uso como alimento proviene desde antes del Imperio Inca, teniendo su verdadero origen en la cultura Moche, desarrollada en los siglos II y VI en Perú. Los Moches representaban las frutas del Lúcumo en su arte y la incorporaban en su alimentación. Finalmente fue conocida por los Europeos en Ecuador, y su consumo se extendió a lo que es hoy.
  • Matcha: China es el país de origen del té, el cual se comienza a consumir gracias a una leyenda de un monje Budista llamado Bodhidharma, el cual se corta los párpados por quedarse dormido meditando. Se dice que donde estos cayeron, creció una planta llamada Ch’a (té en Chino).
    Otra leyenda dice que el Emperador Chino Chen Nung sanó sus crisis digestivas con la hoja del árbol del té y que posteriormente introdujo la costumbre en su país. Además, el té fue introducido en Japón el siglo VIII y el Matcha se hizo protagonista de la ceremonia del Té, permaneciendo en su cultura hasta hoy.
  • Moringa: Es un árbol nativo de los alrededores del Himalaya, India el cual se le otorgan un sinfín de cualidades nutricionales. La medicina Ayurvédica utilizaba esta planta para prevenir más de 300 enfermedades. Además, sus usos terapéuticos son utilizados en varios países como Bangladesh, Filipinas, Guatemala, Egipto, Malasia, Myanmar, Tailandia y otros. A pesar de su uso ancestral, sólo a finales del siglo XX esta planta comenzó a ser utilizada por científicos, y hoy puede llegar a más países.
  • Camu Camu: Utilizado por tribus Amazónicas, alrededor de Brasil, Venezuela, Colombia y mayormente en Perú. Se dice que este fruto traía juventud a estas tribus, el cual dicen que proporcionaba pieles más tersas debido a sus concentraciones de antioxidantes y vitamina C.

 

¿Y tú qué esperas para probarlos?